RESPUESTA A LA CARTA DE OMAR MONROY RODRÍGUEZ, TITULAR DE LA UNIDAD DE ADMINISTRACIÓN DE LA SECRETARÍA DE CULTURA Y ANTONIO MARTÍNEZ VELÁZQUEZ, DIRECTOR GENERAL DE COMUNICACIÓN SOCIAL DE LA SECRETARÍA DE CULTURA, PUBLICADA EN LA REVISTA PROCESO DEL 14 DE ABRIL DE 2019.

 

Sr. Director

En relación a la carta de Omar Monroy Rodríguez y Antonio Martínez Velázquez, funcionarios de la Secretaría de Cultura, publicada en su prestigiada revista y en la que hacen precisiones al reportaje de la periodista Judith Amador Tello, publicado en la revista Proceso 2215 del 14 de abril de 2019, en particular a mis declaraciones publicadas como parte del mismo reportaje, me permito hacer las siguientes aclaraciones:

De ninguna manera mis palabras pretenden adjudicar a la actual administración los problemas que en el INAH se originaron hace varios sexenios, sería muy irresponsable de mi parte. Mis puntos de vista son el análisis colectivo de la situación actual, en donde no vemos propuestas, tampoco cambios, desconocemos el papel de nuestra institución en la 4T, las líneas de investigación, protección, conservación, difusión y docencia vinculadas a programas sociales, lo cual traería consigo eventualmente una revisión presupuestal y la participación de los trabajadores. La actual política de ahorro y austeridad implementada hasta ahora (véase el reciente Memorandum presidencial del 3 de mayo), no está basada en un plan de trabajo que busque el fortalecimiento y desarrollo de las funciones sustantivas del INAH, sino en castigar drásticamente el presupuesto de la institución, lo cual la colocaría de manera inminente en una situación de incertidumbre y crisis laboral, situación que sería aún más grave a la que vivimos en periodos anteriores.

Nuestras opiniones no son los causantes de los sentimientos generados por la no contratación masiva (por ya no emplear las palabras “despidos masivos” que tanto han molestado) de personal en la Secretaría de Cultura, es muy pretencioso señalarlo. No, por supuesto que no, los causantes son: la precariedad, el maltrato laboral que recibieron y reciben cientos de trabajadores del sector, lo cual no es culpa de la actual administración, pero sí un problema que ha heredado y tendrá que solucionar.

No desconocemos el momento político que vivimos, nos encontramos en el inicio de un cambio de régimen de gobierno, en el cual, los profesores de investigación científica y docencía del INAH, tenemos mucho que aportar, es nuestro deseo participar y no ser ignorados nuevamente, como sucedió en los gobiernos anteriores. En este sentido, agradecemos la apertura al diálogo, aprovechamos este espacio para solicitarle a la Lic. Alejandra Frausto, Secretaria de Cultura, nos conceda la oportunidad de reunirnos con ella y conozca de viva voz, nuestros planteamientos y puntos de vista.

Atentamente,

Víctor Joel Santos Ramírez

Secretario General del SNPICD-INAH